Cómo son las plantillas para pies cavos

El mejor tratamiento para poder corregir un pie cavo es usar plantillas personalizadas  que te ayuden a pisar correctamente contra el suelo y repartir la fuerza de un modo homogéneo y equitativo. Cuando hablamos de “pie cavo” nos referimos a un tipo de afección relacionada con la salud podal y que se caracteriza por tener el arco del pie más alto de lo normal o, como se conoce coloquialmente, tener mucho puente.

La altura exacta del arco del pie depende siempre de cada persona pero cuando un paciente tiene pie cavo es cuando este arco lo tiene demasiado elevado y, esta condición, le produce dolores en el sistema locomotor, es decir, no solo en el pie sino también en otras partes del cuerpo como las caderas, las rodillas, la espalda, etcétera.

En el post de hoy vamos a descubrirte cómo son las plantillas para pies cavos, el tratamiento más indicado para lidiar con esta condición y recuperar tu salud.

Plantillas para el pie cavo, el mejor tratamiento

Estas plantillas no están pensadas para las personas que tienen el pie plano, si este es tu caso, te recomendamos visitar esta otra entrada en nuestra web sobre plantillas para pies planos. Como ya hemos comentado, el pie cavo es aquel que tiene mucho puente y que, por tanto, puede producir serias molestias en la persona que tiene esta morfología en su estructura ósea. Algunas afecciones relacionadas con esta condición son los dedos en martillo, los callos, las metatarsalgias, la fascia plantar, etcétera.

Por tanto, resulta de vital importancia tratar cuanto antes el pie cavo para evitar padecer molestias o dolores asociados con esta condición. El mejor tratamiento que hay para corregir y proteger nuestro pie son las plantillas personalizadas que se llevan a cabo después de realizar un completo estudio de la pisada que nos aporta datos básicos de las características y necesidades de cada paciente: la estructura de su pie, los puntos de apoyo, su tipo de pisada, etcétera.

Después de recopilar todos estos datos, podremos elaborar estas plantillas personalizadas que amortiguarán mejor cada pisada reduciendo, así, al máximo, el impacto que se produce en el pie cuando lo apoyamos en el suelo para andar, correr, hacer deporte, etcétera. Estas plantillas consiguen reducir la aparición de las lesiones asociadas con el pie cavo ya que permite repartir la carga y evitar que la fascia plantar esté en tensión.

Este tratamiento pretende aumentar la superficie de apoyo para que, así, la fuerza que recibe el pie cuando caminamos, se distribuya mejor por todo el pie y se amortigüe la presión. Además, al ofrecer un correcto apoyo del pie conseguimos que este descanse mejor y que esté en perfectas condiciones, algo que reduce la posibilidad de padecer otras lesiones relacionadas con la salud podal y que pueden aparecer si somos deportistas o si nos gusta ir al gimnasio.

Estas plantillas deberán combinarse con el uso de un zapato especial que sea ancho y que le dé el confort y la amplitud que tu pie necesita para estar cómodo y reducir el riesgo a lesionarse. Además, normalmente, el pie cavo trae consigo la aparición de callosidades, algo que con un zapato ancho se consigue evitar el dolor. Eso sí: el zapato deberá ser alto para que esté bien sujeto al pie y al tobillo consiguiendo, así, una máxima protección.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies