El espolón calcáneo, qué es y que tratamiento tiene

Seguro que más de una vez has oído hablar del espolón, un tipo de afección que tiene lugar en el pie pero ¿qué síntomas tiene?, ¿de qué tipo de enfermedad se trata exactamente?, ¿hay tratamiento? Se trata de una dolencia que aparece en el hueso del talón (también conocido como “calcáneo”) sobre el que se forma un pequeño hueso. Esto ocurre por diferentes causas entre las que destacamos la presión con la que ejercemos la fuerza cuando caminamos, la hinchazón de los pies, etcétera.

En el post de hoy de Biomotion Lab queremos descubrirte qué es un espolón calcáneo y descubrirte el tratamiento que puedes llevar a cabo para remitir esta condición y poder volver a disfrutar de una salud plena.

Qué es el espolón calcáneo

Como ya hemos indicado en las líneas anteriores, un espolón aparece cuando se forma un pequeño hueso sobre el hueso calcáneo (en el talón). Esta protuberancia produce fuertes dolores que se intensifican cuando intentamos caminar o realizar nuestras tareas diarias.

El motivo por el que puede aparecer un espolón calcáneo se debe a que no se distribuye correctamente la presión por todo el pie y, por tanto, el talón se sobrecarga. La fascia plantar, que tenemos distribuida por toda la planta del pie, se ve también afectada y es por este motivo por el que el espolón también puede conllevar a la aparición de otra afección relacionada como es la fascitis plantar.

Cuando ocurre esta sobrecarga de la presión en la zona calcánea, los tejidos se inflaman y puede darse el caso de que los tendones o músculos de la zona se coloquen delante del hueso del talón (calcáneo). Esta situación anormal intentará ser paliada por nuestro cuerpo que empezará a proteger la zona con la creación de un hueso y esto es lo que se comúnmente se conoce como espolón.

Cómo tratar un espolón calcáneo

Para poder tratar un espolón es importante que acudas siempre a un podólogo pues solo un profesional puede indicarte cuál es el mejor tratamiento para reducir los dolores y mejorar tu condición. Sin embargo, es cierto que existen algunos cuidados que puedes empezar a llevar a cabo para mejorar tus síntomas y conseguir reducir las molestias que tengas al caminar. Son los siguientes:

La importancia del reposo: es importante que evites hacer ejercicio o someter a tus pies a mucho trabajo. Te recomendamos que mantengas tus pies en reposo para evitar padecer más dolores y evitar que el hueso se haga más grande. Ten en cuenta que, en muchos casos, la eliminación total del espolón es mediante cirugía.

Uso de hielo para bajar la hinchazón: el hielo tiene un efecto calmante y antiinflamatorio, por tanto, puede resultar un aliado perfecto para conseguir mejorar tu espolón y hacer que te los dolores disminuyan de forma considerable.

Las plantillas personalizadas: recuerda que el espolón aparece porque no estás distribuyendo correctamente el peso al caminar y esto se debe a un error a la hora de hacer la pisada. Por tanto, esto puede mejorarse con el uso de plantillas personalizadas que estudian de forma detallada las características de tu pie y de tu tipo de paso para solventar cualquier anomalía que pueda haber durante la marcha.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies